Juventudes del Comercio Justo exigen acciones climáticas urgentes emitiendo octubre 22, 2020

Juventudes del Comercio Justo exigen acciones climáticas urgentes

EXP
Un llamado a incorporar contenidos y experiencias de aprendizajes.

Ante la actual crisis climática, las juventudes del Comercio Justo se suman a la acción climática global para exigir acciones urgentes a nivel individual y colectivo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, que ocasionan el calentamiento global, un llamado que dieron a conocer a través de un posicionamiento.

El documento “Las juventudes del Comercio Justo exigimos acciones climáticas urgentes”, presentado el viernes 22 de octubre durante un conversatorio en el que participaron jóvenes de organizaciones certificadas en Comercio Justo afirma que:

No hacer nada será más costoso y ya está poniendo en peligro nuestros medios de vida y los de todos(as) los(as) pequeños productores(as

Los efectos adversos del cambio climático sobre la producción agrícola ya se están registrando. Entre ellos están las pérdidas de cosechas, bajos rendimientos, baja calidad del cultivo, proliferación de plagas y enfermedades, que amenazan los medios de vida de los(as) pequeños(as) productores(as).

Al llamado de los(as) jóvenes de Comercio Justo se suman a las acciones de incidencia que la delegación de CLAC, Fairtrade y las otras redes de productores (Fairtrade Afica y NAPP) están desarrollando a favor de la justicia climática en la Cumbre Mundial del Clima, COP26, que se realiza en Glasgow (Reino Unido).

Necesitamos dejar de lado los discursos, las buenas palabras, las promesas, porque a mí me enseñaron que las promesas son deudas y las deudas hay que pagarlas. Y las naciones más desarrolladas no están cumpliendo. Promesas vacías, promesas sin cumplir. Necesitamos que esas promesas sean cumplidas”, afirmó Andrés González, gerente general de la cooperativa Manduvirá y representante de los(as) productores(as) de CLAC en la COP26

Los(as) jóvenes también invitan a sumar esfuerzos para reducir los efectos del cambio climático con acciones más decididas y sostenidas, que tengan resultados tangibles y un impacto real. Además, abogan por apoyar, promover y valorar la producción agroecológica y amigable con el medio ambiente como una alternativa que debe convertirse en una cultura para la producción sostenible de alimentos, sin poner en riesgo los recursos naturales.

Hacen un llamado a incorporar contenidos y experiencias de aprendizajes relacionados al cambio climático y a transformar las clases de educación ambiental en acciones por el clima. También invitan a promover alianzas y acuerdos de alto nivel, que permitan que los recursos disponibles se utilicen para la gestión de riesgos en zonas más vulnerables y se invierta de forma sostenida en modelos de producción de bajo impacto con el medio ambiente.

Pero las juventudes también han asumido importantes compromisos en la lucha contra el cambio climático, convirtiéndose en agentes de cambio para impulsar modelos agroecológicos e impulsar la acción climática a nivel individual y colectivo.

“Hoy en día los territorios que ocupan las organizaciones de Comercio Justo deberían ser reservas de vida a largo plazo, porque conservan no solamente formas tradicionales, históricas de producción, sino también innovadoras”, afirmó Ana Laura Sayago, productora de miel de COOPSOL en Argentina durante la presentación del documento.

Por su parte, Genier Hernández, productor de café de FEDECOCAGUA en Guatemala, aseguró que es importante que las personas conozcan que el Comercio Justo es un movimiento sostenible, que beneficia a productores(as) y a trabajadores(as). «El cambio climático nos afecta a todos, quiero decirles que apoyen las iniciativas de este movimiento de Comercio Justo, pero también las iniciativas de los jóvenes. Queremos hacer un cambio rápido, pero no tenemos la experiencia o el recurso necesario», dijo.

Y es que los(as) jóvenes productores(as) también están solicitando financiamiento para sus esfuerzos de adaptación y mitigación frente al cambio climático. En ese sentido, el movimiento global de Comercio Justo, liderado por las redes de productores(as), CLAC entre ellas, está pidiendo a los países ricos que cumplan su promesa de destinar $100 mil millones de dólares en ayuda climática. 

La presentación del posicionamiento está acompañada por una campaña de comunicación que destaca frases de jóvenes productores(as) de organizaciones de Comercio Justo que participaron en la elaboración del posicionamiento y que han querido enviar mensajes a los tomadores de decisiones para hacer sentir su voz en este tema de vital importancia.

El posicionamiento se elaboró de forma participativa con jóvenes de diferentes organizaciones certificadas en Comercio Justo en distintos países y como un esfuerzo conjunto entre el programa de cambio climático, el proyecto Intercambio, las unidades de ejes transversales y comunicación estratégica y el proyecto de la Unión Europea de CLAC.

Los invitamos a leer el documento completo en el siguiente enlace:

Write a comment
Your email address will not be published. Required fields are marked *